Fincas Forestales

Los trabajos que se llevan a cabo en las fincas forestales varían en función de si se produce un aprovechamiento maderero de sus árboles o no.

- Aprovechamiento maderero: En los montes sobre los que se realiza un aprovechamiento maderable de sus masas forestales, la biomasa forestal que se obtiene estaría compuesta principalmente por lo que se conoce como residuos forestales. Estos residuos forestales están formados por las ramas y las copas resultantes de los trabajos de corta y preparación de la madera, y por los pies y trozas no consideradas como maderables.

- Aprovechamiento no maderero: Se trata de fincas donde las masas forestales presentan un objetivo protector, es decir, en las que las condiciones de crecimiento de las principales especies que las forman son muy limitadas. Se trata de regiones donde la pluviometría juega un papel fundamental por ser escasa durante muchos meses del año. A esto se le une la orografía del terreno, que dificulta económica y técnicamente los procesos de extracción de estos recursos. Por lo tanto, la biomasa forestal que se obtiene de este tipo de masas está formada por el arbolado que se extrae de los trabajos de mantenimiento de las mismas y de los clareos que se realizan sobre las masas protectoras por los trabajos de prevención de incendios forestales o bien para lograr menores densidades en masas dirigidas por distintos Planes de Ordenación de Montes.

Gestión de Biomasas S.L. © 2010 - info@gesbi.es - Optimizado para IE 7, Mozilla Firefox, Safari, Google Chrome